louisa-potter-0YaUgdjZ7-Y-unsplash_edite

Reflexología podal

La reflexología es una técnica milenaria. Hace más de 5000 años ya se conocía en la India y en China un tratamiento mediante puntos de presión.  

Existen zonas reflejas en diferentes zonas del cuerpo, como por ejemplo en las manos, las orejas, la columna...

Aunque, normalmente, los reflejos de los pies son los más fuertes y su reacción más rápida.

La reflexología podal ayuda a estimular las funciones orgánicas, contribuyendo a prevenir patologías y restablecer la salud, aumentando la capacidad de autocuración y regeneración del propio cuerpo.

La reflexología podal es beneficiosa y recomendable:

  • Para reducir el dolor en general.

  • Tratar la ansiedad y el estrés.

  • Mejorar los casos de amenorrea(ausencia de menstruación) y síntomas premenstruales.

  • Mejorar la fertilidad.

  • Facilita la recuperación post parto.

  • Mejorar la circulación sanguínea.

  • Mejorar la calidad del sueño.

  • Para regular la función intestinal, el estreñimiento y las molestias digestivas.

  • Mejorar la función renal.