Flores de Bach

 

“Debemos estar siempre dispuestos a abrir la mente y a rechazar cualquier idea, por firmemente arraigada que esté, si la experiencia nos muestra una verdad mejor.”

Edward Barch, Cúrese usted mismo.

La terapia con las esencias florales de Bach se centra en las propiedades de 38 esencias florales desarrollada por el Doctor Edward Bach, médico, cirujano, patólogo y homeópata inglés, entre los años 1928 y 1936. 

 

Son preparaciones elaboradas a partir de flores silvestres en su punto óptimo de floración que se sumergen en agua y se exponen al sol o a la ebullición. Agua que queda impregnada de la vibración energética de cada flor y actúa equilibrando diferentes estados emocionales (miedo, angustia, soledad, etc).

Ayudándonos a tomar consciencia de los cambios internos necesarios que debemos realizar para estar en armonía y saludables. Entiende la enfermedad como consecuencia de un desequilibrio emocional de fondo. Una vez que somos conscientes de nuestras emociones y de cómo nos afectan, podemos cambiarlas y como consecuencia nuestra salud se va restableciendo.

Las esencias florales actúan en todos los seres vivos y son compatibles con los tratamientos alternativos y alopáticos. Se benefician de ellas los adultos, las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los niños, los animales y las plantas.